Publicaciones

.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Sonda Cuatro, que lejos estás de mí - Poema de Las Crónicas de Ava


Sonda Cuatro, que lejos estás de mí


Hace  una hora aún te veía del tamaño de una pelota de tenis,
a través de mi casco de astronauta errante.
Ahora solo escucho tu señal intermitente de guión alto y guión bajo cada 90 segundos.
Aquella entupida maniobra, me corto el hilo umbilical que me tenia sujeto
a tus maternas provisiones de oxigeno y alimento.

Me estoy alejando de ti,
flotando hacia donde Dios sabe donde.

Me queda una hora como mucho,
una hora para que tus emisiones con intervalo de 90 segundos,
me hagan entrar en Trance para que pueda recordar las voces que deje atrás en la Tierra.

Si cierro mis ojos,  veo un bosque espeso,
por el cual entran algunos rayos del sol para iluminar
las puntas de mis dedos, 
esas puntas que han sabido dar amor y cariño,
pero también limpiarse el sudor que producía  alcanzar un objetivo.

Uno a uno  hago memoria,
cada 90 segundos.
Pienso en dos personas diferentes,
en un acto útil para aprovechar el tiempo que me queda.
Son Personas que han dejado huella en mis huesos,
esos que seguramente algún día encontraran dentro de este traje espacial.


Sonda Cuatro, ojala fueras  capaz de recibir todas las emisiones de mis pensamientos,
y  transmitirlas a los dispositivos móviles de todos aquellos  que son
protagonistas de mi memorias.

Me queda esa chispa de calor,  que produce la satisfacción de haber hecho  hasta el último momento cosas,  por las cuales me desvivía.

Te abrazo vida valiosa por todo lo que me has dado, lo bueno y lo malo, 
asi  es una vida al completo.

Sonda Cuatro,
te estampo mi sonrisa de paz proyectada desde lejos,
para decirte Adiós.
Fuiste el último nexo que tuve con esta realidad.

Que sea la fuerza rotatoria  del  centro del universo
que me catapulte a un nuevo destino fuera de este traje espacial.

 

@ Las Crónicas de Ava

martes, 23 de octubre de 2018

Tu perra que te ve con esos ojos de quererte mucho - Poema de Las Crónicas de Ava

Tu perra que te ve con esos ojos de quererte mucho

Te quiero. Y me cuesta decir estas palabras a menudo,
pero te quiero por todo el empeño que pones de tu parte para que esto salga bien.
Te quiero, a pesar de que aparente a menudo ser insensible y alejado
de los cumplidos ceremoniales de las personas que dicen quererse,
pero tú  ya sabes que así lo percibo.
Proyectar cariños y rituales que no me son cercanos
seria una burla a mi persona,
y también a la tuya.

Te quiero, por el gran corazón que tienes,
y veo que muchas veces,
esta es tu forma de protestar contra las injusticias
que acontecen en este ruleta mundial.

Yo soy muy visual,
tú eres más de adentro,
y te admiro por esa capacidad.

Y no me puedo mentir a mi mismo,
si me niego a comprar rosas y libros un 23 de Abril,
y me apetece más regalarte un chicle alargado de esos de lámina,
para darte diez minutos de frescor de boca.

Y algunas veces, ya te dije,
que si fuera Lorca,
taparía con una sábana a los que recitan ciertas palabras en mi nombre,
esas que nunca he querido decir, ni he sentido.

Y fue el otro día,
que tu también alzaste tu voz como mujer,
para apoyar mi alegato de que  la  agresión no tiene genero,
y está presente en todos los estratos de la  condición humana.

Este es un abrazo que te doy,
mientras tu perra querida de todos estos años
te mira con esos ojitos  de quererte e mucho.

@ Las Crónicas de Ava

viernes, 19 de octubre de 2018

Abrazando un árbol dentro de la nada - Poema de Las Crónicas de Ava

Abrazando un árbol dentro de la nada

Muchas veces hable de la nada,
como si la conociera de toda la vida.
Y si,  a ratos la tengo pegada en mi respirar,
a  ratos  la nada me hace sentir inerte y tranquilo, 
como si estuviera en el reino de la calma en el centro de un  huracán,
y viendo como todo alrededor se cae en las garras de un mundo caótico.
Y si, la nada, debo decir,
es una forma de explicar, 
que hay personas que no sienten el amor como se esta proyectando en este mundo de espejos y cerillas quemadas.

Y si somos carentes de sentimientos,
tal vez pensad,
que estos sentimientos no se pueden visibilizar en esta dimensión,
igual que las ondas de radio pasan inadvertidas
para las puntillas de las hojas de los tréboles.
Escucho murmullos de los que sienten pena e incomprensión  por nuestra  inaptitud para sentir como ellos. 
Pero no tengo ganas, ni tiempo, ni guantes de tacto adecuado,
para explicarles porque soy a menudo invisible,
pero no triste.

Por eso muchas veces, la nada ha sido tan adherente a mi,
como una fruta adecuada para introducirme dentro de ella
y agarrar  un árbol  entre mis brazos,
 para dormir plácidamente
y hacer que brote todavía más la fuerza dentro de mi voluntad.

Esta es la fuerza del silencio,
son mis pasos metro atómicos que no me dejan en la estacada.
El hacha del nacimiento me ha partido así,
pero no ha podido romper la  línea sensible que me tiene conectado con varias  dimensiones.
Mis dos pies están firmes y de misión por esta Tierra  de noventa paralelos.

@ Las Crónicas de Ava

viernes, 20 de julio de 2018

Desnaturalización por decreto - Poesía de Las Crónicas de Ava


Desnaturalización por decreto

 Si, ya comprendo.
Queréis penalizar las sonrisas cuando demuestras a alguien tu simpatía.

Si, ya comprendo.
Queréis construir una sociedad de géneros indefinidos, en la que no crezcan hierbas de naturalidad espontánea.

Si, ya me doy cuenta como queréis ponernos el lazo de la corrección milimétrica.
¿Sabéis acaso que no se puede domar a toda manifestación de espíritu humano que emiten nuestros corazones?

Si, ya he visto vuestros guantes de latex y aura de nuevos dioses morales.
Que asco le tenéis al útil sentido común y a los resbaladizos pensadores libres, a los que sois incapaces de sujetar con vuestras manos pringadas de esterilizantes.
El viento es indomable, al igual que el agua constante de 24 horas al día,
que hace reventar las mejores impermeabilidades.
Yo entiendo de amistad y cariño, vosotros de paridades impuestas y “lobbies” preferenciales, a los que no les gusta ser eclipsados por otros sectores inducidos a estar ocultados en la sombra mediática.

Sois tan hábiles en hacer creer, que solo hay dos vías, la una o la otra,
y os manifestáis intolerantes ante los que proponen terceras, cuartas o décimas vías, y quieren romper la dictadura de la dualidad impuesta.

No solo son algunos poetas, a los que intentáis desacreditar con mentiras dichas mil veces, y convertidas en verdades ya difíciles de derrumbar.

Si, comprendo, que vuestros mesiánico planes, os los podéis meter por debajo de las uñas, donde se acumula toda vuestra inmundicia ideológica.

@ Las Crónicas de Ava

sábado, 30 de junio de 2018

La Tierra de la felicidad interna bruta - Poesía de Las Crónicas de Ava


La Tierra de la felicidad interna bruta


Dicen, que los que creemos en una conciencia planetaria,
somos unos ilusos soñadores de lo imposible.
Que hoy lo que se lleva,
es apoyar los dogmas de cada país y región,
que pelean por ser los más chulos del planeta,

Dicen, que somos unos Frikis entrañables,
y que les gusta vernos en nuestras rarezas,
como si se tratara de ir a un Zoológico de especies curiosas.

Dicen, que los pies no los tenemos precisamente en la Tierra,
cuando decimos que dar Energía gratuita a todos es posible,
pero que por algo enmudecieron a Tesla y trataron de tapar al sol
con sus petrodólares.

Dicen, que donde están nuestras raíces, cuando renunciamos
a nacionalidades y regiones históricas y a las futuras,
y les argumentamos que tenemos amigos en Nairobi y que mi novia es de Sarajevo,
y que en todas partes recibimos abrazos,
de los que ven a la Tierra como una perla azul preciosa en la inmensidad del espacio oscuro,
antes de sentirse súbditos de un emblema de un pasaporte cualquiera.

Dicen, que un  nuevo orden mundial seria catastrófico para todos
y acabaría con  nuestras singularidades,
y nosotros no nos hartamos de explicar que otra unión mundial seria posible,
que se basa en el conocimiento y la exploración y cree en las singularidades del ser humano,
y no precisamente en la materia oscura del miedo que nos quieren inyectar a la fuerza,
para meternos el opio de la disgregación para evitar que nos unamos.

Dicen, que el comunismo seria la solución para toda la humanidad,
y nosotros contestamos que compartimos la igualdad y acceso de posibilidades para todos,
pero que rechazamos el control ideológico y la falta de libertades civiles
que ello conllevaría.

Dicen, que porque no apoyamos la riqueza y creación de industrias,
y contestamos que todo progreso seria bueno si es sostenible
y si se podrían beneficiar todos, en vez de solo una minoría,

Decimos, que bonito es vivir en este planeta y que todavía no esta todo perdido,
que la Tierra aún nos brinda oportunidades,
para conocer la felicidad interna bruta.

@ Las Crónicas de Ava